Cargando...

Reforma de viviendas

La reforma de viviendas en Guadalajara es uno de los tipos de obra más demandados en Lucartec Reformas.

La reforma de vivienda, tanto de pisos como de casas o lofts, permite a Lucartec Reformas recrear la versatilidad que su equipo multidisciplinar proporciona a las diferentes obras que acomete.

Entendemos la importancia y envergadura de crear espacios íntimos que se adapten a tu personalidad y al tipo de familia al que pertenezcas. Así las reformas de pisos en Guadalajara, presentan una variedad de estilos y acabados que individualizan al máximo cada proyecto, siendo el resultado de tus preferencias y nuestras recomendaciones desde la experiencia.

Espacios más amplios son igualmente ejecutados con una calidad y precisión que nos aporta la experiencia acumulada en la reforma de casas. Tanto si se trata de un edificio histórico, como de un nuevo desarrollo, ponemos a nuestro equipo de expertos a trabajar en equipo, junto contigo, para que el resultado de la obra sea además de eficaz y respetuoso con el medio ambiente, totalmente estético y eficiente en la utilización de los recursos.

Nos tomamos muy enserio las reformas de casas, ya que el tratamiento o recuperación de dicho espacio requiere de un entendimiento total de las necesidades de quienes lo habitan.

Hay que tener en cuenta que no solo es un espacio de descanso sino también de esparcimiento y en casos de cohabitación y que por tanto ha de respirar armonía. Si estás pensando en reformar tu casa, en Lucartec Reformas conseguimos hacer de tu casa tu santuario. Ese lugar sagrado y multifuncional donde se reflejan tanto tu personalidad como tus deseos de mejora.

No importa el tipo de casa que tengas ni el tipo de reforma que quieras hacer, nos adaptamos tanto a tus necesidades como a tu presupuesto. Mediante un trabajo conjunto, conseguimos hacer de tu casa el templo de tranquilidad que ayuda a afrontar tu día a día con vitalidad.

Aplicaremos un exhaustivo estudio de los espacios de tu hogar, de las instalaciones existentes, los consumos energéticos, la calidad de materiales y acabados para trazar el plano del proyecto de tu vida. Haremos que tu casa y tú seáis una y que impregnes el espacio más importante en tu vida de tu propio carácter y personalidad. Así, y junto contigo, conseguiremos que el la reforma de tu casa sea un rotundo éxito.

Nuestra dilatada experiencia debida a la cantidad de obras realizadas y nuestro amplio grupo de profesionales avalan nuestros resultados. La satisfacción de nuestros clientes es nuestra prioridad por lo que ponemos tus expectativas al frente del proyecto y las convertimos en nuestras metas.

Déjanos trabajar en tu felicidad y pide tu presupuesto sin compromiso

Los 7 pasos a seguir en una reforma integral de vivienda

Si vamos a realizar una reforma de carácter integral en nuestra vivienda, es muy importante que antes de ponernos a pensar en determinados materiales, mobiliario y decoración en general, debemos entender que lo primero que vamos a tener que hacer es renovar las instalaciones. Es una tontería gastarnos un dineral en un determinado azulejo o solado, si cuando tenemos una avería en la instalación de fontanería, saneamiento o electricidad vamos a tener que romper ese caro material para poder hacer el arreglo.

1 – TENER CLARAS NUESTRAS NECESIDADES

Lo primero que debemos hacer a la hora de afrontar la rehabilitación de nuestra casa es determinar cuáles van a ser nuestras necesidades. Debemos sentarnos tranquilamente y pensar en cómo usamos nuestra vivienda, que cosas nos incomodan que nos gustaría que tuviera, etc. Y hacernos una lista ordenando y priorizando nuestras necesidades.

¿Cuantas habitaciones necesitamos? ¿Tenemos suficientes espacios de almacenamiento? ¿Ducha o bañera? ¿Necesitamos una cocina más grande?

2 – ESBOZAR UNA NUEVA DISTRIBUCIÓN

En este proceso nos empezarán a surgir nuevas dudas a las que tendremos que ir dando respuesta. ¿Podemos colocar el baño en esta zona de la casa? ¿Esta habitación tiene el espacio suficiente para lo que queremos? ¿Cuántos enchufes necesitamos? ¡Cuánto cuesta todo esto!

Una vez tenemos claro qué es lo que de verdad necesitamos, tenemos que buscar una nueva distribución de los espacios de nuestro hogar.

En este punto es importante plantearnos una cosa. ¿Sabemos bien lo que queremos realizar en nuestra vivienda? ¿Necesitamos ayuda de un profesional que nos aconseje sobre la nueva distribución para sacarle el mayor partido controlando desde un inicio los costes del proyecto?

Clicando en lo anterior nos vamos a LUCARTEC CONSTRUCCIONES Y REFORMAS

Desde el estudio de Arquitectura Construcciones y Reformas de Lucartec nos ocupamos de todo lo necesario para la nueva construcción o reforma de tu vivienda, desde la realización de los planos del estado actual, las nuevas propuestas de distribución, los planos de las nuevas instalaciones, y el nuevo mobiliario de tu futuro hogar, hasta la realización de las propias obras de reforma, contando con medios propios para su ejecución; electricistas, fontaneros, carpinteros, albañiles, todos ellos supervisados por nosotros como Arquitectos y expertos en la ejecución y renovación de viviendas.

3 – CALCULAR LOS GASTOS DE LAS OBRAS

A veces cuando no tenemos una idea clara de lo que queremos hacer y ello suponga un cambio en la distribución de la casa, es muy útil contratar un pequeño esquema de reforma puesto que nos salva de algunos sustos, ya que antes si quiera de contratar las obras, podemos tener un control de todas las acciones a llevar a cabo. Y además debemos tener unas mediciones con las que solicitar el presupuesto a los distintos profesionales de tal manera que nos sea más fácil comparar servicios, calidades y precios que cada profesional nos ofrece.

En este encargo, un Arquitecto nos ayudará no sólo a configurar nuestra vivienda de acuerdo a nuestras necesidades y con el mayor aprovechamiento de la misma, controlando siempre los costes de la obra. Además él nos informará si estamos cumpliendo con la normativa vigente y si es viable la realización de las distintas acciones debido a la situación de las acometidas a las distintas instalaciones. ¿Qué licencias deben contratarse y cómo se debe comunicar la reforma a los vecinos?. Desde Lucartec reformas nos encargamos de la solicitud de todos los permisos y licencias.

En esta fase sabremos a que ideas tenemos que renunciar o que nuevas ideas mejoran nuestra vivienda para no salirnos del presupuesto con el que contamos. Es en este momento cuando podremos tomar decisiones que nos pueden ahorrar dinero una vez comencemos las obras.

4 – ENCONTRAR LA MEJOR EMPRESA PARA MI REFORMA

Hay muchas vías desde las cuales poder contactar con multitud de profesionales y siempre cuando estás en el proceso de búsqueda aparecerán amigos de amigos, conocidos que conocen profesionales que te recomiendan. Habla con cada uno de ellos, infórmate de los servicios que ofrecen y revisa algún trabajo que hayan realizado.

El único consejo antes de lanzarnos a pedir presupuestos es el de informarnos previamente sobre esa empresa, ver qué trabajos ha realizado previamente, si existen opiniones “fiables” de anteriores clientes y sobre todo ser capaces de apreciar si van a comprender nuestras necesidades.

Un error muy común es solicitar infinidad de presupuestos, ahora parece que están de moda todas estas páginas que se supone ayudan a encontrar a los mejores profesionales y lo único que conseguimos es entregar nuestros datos a desconocidos que no sabremos si comprenderán o si serán capaces de realizar la reforma de nuestra casa tal y como la necesitamos. Dedicar algo de tiempo a encontrar la mejor empresa para realizar la reforma de nuestra casa va a ser nuestra mejor inversión.

5 – COMPARAR PRESUPUESTOS

Una vez hemos seleccionado qué empresas nos van a ofertar el presupuesto de la reforma de nuestra vivienda, comienza una tarea ardua, dificultosa y compleja. Comparar presupuestos es más complicado de lo que parece, en donde todos estamos tentados de cometer un error muy común, dejándonos llevar en nuestra decisión en base al precio final, pensando que todas las empresas nos ofertan lo mismo.

Una reforma es de por sí un proceso duro y agotador y escoger un profesional basándonos sólo en el precio final de la obra es un gran error y nos puede suponer altos costes mentales y económicos.

Es esencial revisar toda la documentación y ver que todos los presupuestos entregados estén realmente presupuestando lo mismo, para poder comparar a todos los profesionales bajo las mismas condiciones. Por ello es una gran ventaja tener unas mediciones sobre las que cada profesional pueda realizar su propio presupuesto. Así podremos evitar muchísimos imprevistos y sorpresas, que seguramente de otra forma no estaríamos contemplando.

5 – CONTRATO Y GARANTÍAS

Antes de comenzar las obras de nuestro hogar, es imprescindible elaborar un contrato de obra siempre bajo un presupuesto ya que es la mejor manera de minimizar las discusiones o extras de obra. Este contrato debe garantizar la calidad de los trabajos y los materiales a emplear, establecer un plazo de terminación de las obras, de tal forma que podamos obtener la mayor tranquilidad en el desarrollo y ejecución de las mismas.

También es importante exigir a la empresa que tenga contratado un seguro de responsabilidad civil que cubra posibles averías o percances que se puedan producir durante las obras, de tal forma que tanto nosotros, como nuestros vecinos puedan estar completamente seguros y tranquilos.

6 – PERMISOS Y LICENCIAS

Antes de comenzar las obras debemos obtener todos aquellos permisos y licencias que sean necesarios. La empresa que contratemos debe ayudarnos a gestionar los mismos, ya que muchas veces no sabemos qué debemos solicitar para comenzar la reforma con buen pie. Para ello la elección de un buen profesional para llevar a cabo la obra es imprescindible ya que él nos puede informar y ayudar a realizar estos trámites. Las licencias en reformas no suelen ser muy caras ni complejas de realizar, por lo que no debemos temer a las mismas.

7 – PARTICIPAR EN EL DESARROLLO DE LAS OBRAS

Tenemos que ser una parte activa de la reforma. Aunque tengamos a nuestro lado un buen profesional tenemos que estar pendientes de cómo se va desarrollando la obra. A veces a medida que se va construyendo puede no gustarnos el resultado y debemos expresar lo que no nos gusta o convence antes de que esté terminado el trabajo, para así poder repararlo a tiempo, especialmente antes de que ya estén ejecutadas las nuevas instalaciones.

Esto nos permitirá ver cómo van resultando los espacios dispuestos, si nos cabe la nueva cama en el dormitorio que hemos añadido, ver si la tarima o azulejos que teníamos pensados son los que mejor van a quedar y tantos otros detalles que pueden configurar nuestro nuevo hogar.

DISFRUTAR DE NUESTRO FUTURO HOGAR

Como habéis podido observar sí planificamos la obra con cabeza y vamos prestando atención a cada uno de estos pasos, estamos convencidos que vais a acabar acertando en la reforma integral de vuestra vivienda. Hay muchas empresas de reformas que estarán cualificadas para poder ejecutar la misma con calidad y garantía, por eso merece la pena invertir ese tiempo en encontrarlas y asegurarnos de disfrutar de nuestro futuro hogar.

Descubre nuestra forma de trabajar y solicita el presupuesto para la reforma de tu vivienda de una forma sencilla, gratis y sin compromiso por tu parte.

¿Qué tipo de Reforma voy a realizar en mi vivienda?

Es importante pensar qué tipo de reforma queremos hacer en nuestra vivienda y poder ir definiendo así nuestras futuras necesidades. Las reformas de viviendas se pueden dividir en tres tipos diferentes:

Decoración y acabados

Distribución e Instalaciones

Ampliación de vivienda y elementos estructurales

En el primero de los casos“decoración y acabados” generalmente queremos darle un nuevo aire a nuestra vivienda, cambiando la pintura, instalando una nueva tarima en el solado de nuestra vivienda, cambiando las puertas interiores, cambiando las ventanas, renovamos el mobiliario de cocina, o bien cambiamos el baño de nuestra vivienda.

En cualquiera de estos casos, se tratan de pequeñas obras de conservación y que no afectaran gravemente a la estructura general del inmueble, por lo que generalmente los ayuntamientos no nos van a solicitar licencia, aunque siempre debemos cerciorarnos de ello previamente.

En el caso de querer modificar la “distribución y las instalaciones” de nuestra vivienda, hemos de ser conscientes que nos vamos a enfrentar a un tipo de obra de mayor envergadura y qué debemos de estar muy seguros de sí se pueden realizar o no las mismas en la mayoría de los ayuntamientos nos solicitarán una licencia y un pequeño proyecto para poder realizarlas.

Este tipo de obra debemos llevarlas a cabo siempre de la mano de un técnico especializado, un arquitecto o un arquitecto técnico, que nos asegure si podemos correr algún riesgo al modificar la tabiquería interior de nuestra casa y cuáles son las instalaciones que debemos emplear, así como en dónde podemos ahorrar a la hora del gasto energético.
Por último tendríamos el tercer tipo de reformas, en el que“ampliaríamos la vivienda o se verían afectados los elementos estructurales” de la misma. Este tipo de obra se produce cuando vamos a realizar el cerramiento de una terraza, la construcción de un anexo a la misma, o bien si vamos a abrir un hueco en un muro de carga de la edificación.

En este caso vamos a necesitar un proyecto realizado por un técnico competente para solicitar la licencia de las obras a realizar, siempre y cuando cumpla con la normativa municipal vigente y así evitar gastarnos el dinero en obras que no cumplan con la legalidad y al final encontrarnos con un grave problema.

¿A quién debo contratar para realizar la reforma de mi vivienda?

Ya hemos determinado qué tipo de reforma vamos a realizar y ahora debemos determinar a quién o a quiénes vamos a contratar para poder ejecutarla.

En el primer caso, sí sólo vamos modificar la “decoración y los acabados” de nuestra vivienda no haría falta recurrir a un arquitecto o decorador para ello y podríamos pedir diferentes presupuestos a empresas de albañilería, pintores o casas de cocinas y baños para que nos den los presupuestos de las obras a ejecutar. Siempre es recomendable solicitar varios presupuestos y estudiarlos muy bien antes de decidirnos por una u otra empresa. También es muy importante que nos informemos de los trabajos que han realizado previamente y de firmar un contrato qué especifique claramente las partidas a ejecutar.

Si bien no es necesario, muchas veces si es recomendable contratar a un decorador para que nos asesore en el nuevo mobiliario y decoración de nuestra vivienda, si estamos buscando una decoración más personalizada y profesional de nuestro hogar.

En el segundo caso, si vamos a modificar la “distribución y las instalaciones”generales de nuestra vivienda es necesario contratar a un arquitecto o un arquitecto técnico que nos asesore en todos los pasos y que consiga mejorar la distribución actual de nuestra casa. Para ello debemos informarnos de las cualidades y la capacidad de esta persona, si tiene una gran experiencia al respecto, si ha realizado más obras de este tipo y sobre todo si comprende claramente lo que nosotros necesitamos. Es por eso que recomendamos tener diferentes reuniones con ellos hasta dar con el técnico más adecuado, pues debe ser nuestro representante en la obra y nuestro asesor personal para todas las necesidades que van a surgir.

Una vez contratado al técnico, se debe realizar un pequeño proyecto de la reforma a realizar, especificando todo lo necesario y con un presupuesto de las obras desglosado en unas mediciones por capítulos y partidas, con los que podremos solicitar un presupuesto, ajustado a la realidad, a las diferentes empresas constructoras que serán las encargadas de ejecutar las obras, siempre bajo la supervisión del arquitecto contratado. Para ello recomendamos realizar unas fichas de obra en las que se detalle los trabajos que se van realizando y tener así el máximo control sobre el estado de las obras de reforma de nuestra vivienda.

En el tercer y último caso, “ampliación de vivienda o modificación de elementos estructurales”, además de lo explicado en el punto anterior, debemos asegurarnos de que las obras a realizar sean legales y permitidas por la normativa. En caso contrario deberemos replantearnos las obras a realizar.

¿Cómo puedo controlar la reforma de mi vivienda?


Si se ha realizado previamente un proyecto de arquitectura interior o un proyecto de decoración de la reforma de tu vivienda, este paso te va a resultar realmente muy fácil y sencillo. El proyecto debe reflejar todas tus necesidades, claramente definidas y detalladas, la nueva distribución, las nuevas instalaciones, los nuevos acabados y el mobiliario. Con todo ello podrás evitar sorpresas en el transcurso de las obras y únicamente controlar si se cumplen adecuadamente los plazos pactados previamente.

Aún así siempre puede aparecer algún “vicio oculto” o bien incorporar alguna modificación de última hora, pero con una buena dirección de obra, cualquier imprevisto se soluciona fácilmente y tendrás margen de actuación. Un buen proyecto te ahorra tiempo y dinero, una buena dirección de obra es la clave del éxito.

¿Qué tramites debo tener en cuenta al finalizar las obras?

Al finalizar las obras debemos de asegurarnos que todos los remates y terminaciones sean los adecuados, para ello podemos redactar un pequeño informe de remates a la empresa constructora para que los tenga en cuenta. También debemos asegurarnos que todas las instalaciones funcionen correctamente y en este punto es importante la legalización de las mismas en el caso de ser necesarias.

Si hemos modificado la instalación de gas, necesitaremos el boletín del instalador para certificar la instalación. Así mismo si hemos cambiado la potencia eléctrica contratada, o bien hemos dado un alta nueva, también será necesario el boletín del instalador correspondiente, o bien la contratación del agua, la luz y el teléfono, para que podamos mudarnos a nuestro nuevo hogar cómodamente.

Y ahora sólo nos queda disfrutar de nuestro nuevo hogar

 

En Lucartec Construcciones y Reformas os queremos dar 10 sencillas claves con las que podremos tener una mayor tranquilidad y seguridad a la hora de emprender la reforma de nuestra vivienda.

1. IDEAR PREVIAMENTE LA REFORMA

La primera fase es la más divertida, recorrer el mundo de nuestros sueños, descubrir que nos gusta y que necesitamos, las imágenes de los espacios que más nos atraen, es una etapa en clave de investigación. Compartir nuestras ideas con amigos y familiares, aún las más exageradas hay que dejarlas aflorar. Estas serán las bases que definirán nuestros futuros espacios.

2. CONTRATAR A UN ARQUITECTO

Es hora de ponerse en manos de un buen profesional, contrasta referencias y trabajos anteriores. Realizar una Reforma Integral no debe ser objeto sólo de una Empresa Constructora o de Reformas. Estamos hablando de una obra de gran importancia, en donde es necesaria la contratación de un Técnico cualificado para poder obtener un buen resultado, algo que en la mayoría de las ocasiones se obvia y no se contrata a un Arquitecto para este tipo de trabajos.

Cualquier profesional no puede ser adecuado para nuestra reforma, es importante acertar en esta elección. Hay quién esto lo considera un gasto superfluo y no es así, lograrás ahorrarte un buen dinero en los costes finales de la obra y especialmente lograrás un control en la ejecución de los trabajos. Un Arquitecto cobrará por su trabajo, del mismo modo que un médico o un abogado cobran por el suyo, pero dentro del presupuesto para nuestra reforma, sin duda esta puede ser nuestra mejor inversión.

3. ENCONTRAR NUESTRA PERSONALIDAD

Espacios, acabados e iluminación, tenemos un gran puzzle en nuestra cabeza, ahora hay que llevarlo a la realidad, en esta fase es importante sincerarse y trasladar todas tus ideas e inquietudes al Arquitecto que ha de realizar el proyecto de reforma de tu vivienda. Define tu personalidad y necesidades para que trate de adaptarlas a tus futuros espacios, estos tienen que cumplir su función tal y como a ti te gustaría vivir y disfrutar en ellos. Encuentra la solución específica para cada uno de tus espacios.

No existe una solución genérica para las reformas, evita las soluciones estandarizadas y personaliza tus espacios, eclecticismo absoluto, atrévete y descubre soluciones que ni siquiera habías imaginado.

4. AJUSTAR EL PRESUPUESTO

Ser realistas y ponernos límites, hay una cifra de la que no debemos pasar, normalmente reserva entre un 15 y un 20 por ciento más, hay que tener en cuenta que a lo largo del proceso de la obra esta se puede incrementar y no sólo por una mala planificación, hay muchos factores que pueden influir en esto, vicios ocultos, mal estado de las instalaciones, decisiones que se vayan incorporando sobre la marcha. Es muy importante que nuestro arquitecto sepa cuál es nuestro presupuesto y se adapte al mismo, que nos explique qué tenemos a nuestro alcance e indague en qué podemos ahorrar para ajustarnos a nuestra economía.

Como explicábamos en el punto 2, si hemos contratado un Proyecto para la Reforma de nuestra Vivienda a un Arquitecto, y si estamos en manos de un buen profesional debe saber los costes del mercado, con lo que adaptará nuestro Proyecto a los mismos, siempre y cuando le sepamos trasladar perfectamente nuestras necesidades.

5. APROVECHAR EL ESPACIO

Busca ideas que aprovechen el espacio, exprime cada metro cuadrado, busca funcionalidad y evita odiosos espacios residuales; la separación entre estancias no tiene porque ser un simple tabique, estos se pueden convertir en tus espacios de almacenaje, armarios, estanterías, paredes móviles que permitan disfrutar el espacio de formas y maneras muy diferentes.

6. ADAPTARNOS AL ENTORNO

Aprovecha la luz, exige un buen análisis del desarrollo de la luz y ventilación natural de tu vivienda, esto puede permitirnos una nueva cualidad espacial de nuestro hogar hasta ahora desconocida. Esto junto al punto anterior serán las claves que convertirán nuestra reforma en un simple lavado de cara o en una nueva estructuración que Transforme por completo nuestra vivienda, por encima de los materiales y calidades a emplear.

7. AHORRAR ENERGÍA Y DINERO

Es el momento de realizar una buena inversión en las calidades que no se ven, normalmente las ocultamos detrás de nuestras paredes, suelos o armarios, y sin embargo son de una gran importancia en nuestro confort y bienestar; un aislamiento de primera calidad, un cambio de ventanas, la renovación de las instalaciones de fontanería, calefacción y electricidad, una buena caldera o electrodomésticos de bajo consumo energético, pueden ser nuestras mejores inversiones, ahorrándonos costes importantes en un futuro a medio plazo.

8. ELEGIR MATERIALES DE PRIMERA CALIDAD

Exige materiales de primera calidad, suelos, pinturas, mecanismos eléctricos, sanitarios, armarios y puertas, todos han de ser de primera calidad. Esto no significa una marca concreta o un precio de los mismos desorbitado. Consulta las calidades ofertadas con tu técnico, si se adaptan a tus necesidades reales y sus garantías. Una mala elección de los mismos puede suponer un sobrecoste futuro al tener que volver a cambiarlos, desconfía de presupuestos mucho más económicos, coteja la ficha técnica de los mismos, entre un material y otro puede haber una diferencia económica, pero sin duda, si en el futuro implica tener que volver a cambiarlo por su deficiente calidad, esto supondrá un coste muchísimo mayor. La calidad puede ser hoy un gasto considerable, pero el tiempo termina transformándolo en un importante ahorro.

9. PRESUPUESTOS DETALLADOS

Todas las exigencias anteriores han de ser reflejadas en buen presupuesto con contrato y garantías, que implique unos precios unitarios de cada una de las partidas de la obra. Exige presupuestos por metros cuadrados, por unidad, cuánto cuesta cada metro cuadrado de pintura, cuánto cuesta cada enchufe, cada aplique, cada grifo o sanitario que vas a instalar, no aceptes nunca presupuestos que no estén desglosado de esta forma o cualquier modificación puede resultar un dolor de cabeza y unos incrementos no justificables en el coste de la obra.

10. SEGUIMIENTO DE LAS OBRAS

Durante la obra surgirán modificaciones o cambios, estos han de valorarse en el momento y deberán ser cotejados por tu técnico. Si el presupuesto estaba desglosado no tendrás ningún problema en comprobar que las ampliaciones o reducciones se han valorado justamente con lo acordado inicialmente. Todas las modificaciones han de reflejarse en una ficha de obra que será firmada por la empresa constructora y por tí, si es posible indica a tu técnico que firme también dando su visto bueno a las mismas. Esto te permitirá tener un excelente control de las obras que estás realizando y asegurarte que todo se desarrolla según lo acordado.

Si se han seguido las pautas anteriores, seguro que hemos logrado que nuestros sueños hayan cobrado realidad y podamos disfrutar largamente de nuestra nueva vivienda, con la garantía de un trabajo serio y profesional que nos permitirá ya mostrar con orgullo el resultado final.

Contacto

Llámanos
695 580 293 / 949 49 05 66
Dirección
C/ Av. Castilla 18B
19005 Guadalajara

Nombre:

Email:

jfluzuriaga@lucartec.com" id="sendemail" name="sendemail" placeholder="">

Teléfono:

Mensaje:

He leido y acepto la política de Privacidad del Sitio